CANDEIA

Sentado en su trono de rey.

“Arte negra era com ele mesmo.”

Sobre Candeia

Antonio Candeia nace el 17 de agosto de 1935 y muere el 16 de noviembre de 1978.

Hijo de sambista, podría entenderse que guardara cierto recelo de la samba ya que en su cumpleaños nunca había pastel, ni velas, ni ninguna de esas cosas infantiles. La fiesta consistía en feijoada y mucho Partido Alto (un tipo de samba improvisado). En navidades la situación se repetía.

Su padre era tipógrafo y flautista, y según algunos, fue el creador de las comissões de frente (el grupo de bailarines que abre el desfile en las escuelas de samba).

Su padre pasaba los domingos cantando con los amigos debajo de los almendros de Oswaldo Cruz (el barrio de Madureira). Nacido en casa de sambista, Candeia frecuentaba las rodas de samba donde conoció a Zé com Fome, Luperce Miranda, Claudionor Cruz…

Aprendió a tocar la guitarra y el cavaquinho, a jugar capoeira y frecuentaba los terreiros de candomblé. Fue así que comenzó a forjarse uno de los mayores defensores de la cultura afro brasileña.

Sambas-enredo para Portela

En 1953 compone su primer samba enredo, “Seis datas magnas” y fue cuando la escuela Portela obtuvo la nota máxima en todas las categorías del desfile, 400 puntos en total.

Fue la primera de seis victorias en el concurso interno de samba enredo de la escuela. En 1955 compone “Festas juninas em fevereiro” clasificando a Portela en tercer lugar y en 1957, “Legados de D. João VI” que también lleva un nuevo título a la escuela. Vuelve a vencer en el 59 con “Brasil, panteão de glórias”. En el IV centenario de Río de Janeiro, la samba “Histórias e tradições do Rio Quatrocentão”, vuelve a dar el tercer lugar a la escuela de Oswaldo Cruz.

Partido Alto

No obstante, sus sambas-enredo no tuvieron tanto éxito como sus Partidos Altos, cuyas estrofas son cantandas hasta día de hoy en los terreiros de samba del norte al sur de Brasil. Es el caso de “Filosofia do samba”, grabado por Paulinho da Viola.

Candeia era un maestro de la improvisación. Algunos de sus versos se hicieron tan famosos que fueron grabados junto con estrofas de terceros como si formaran parte de la cancion original.

En los años 60, forma el grupo “Mensageiros do Samba” junto a Casquinha y Picolino da Portela. Hicieron su presentación en el Zicartola a petición de Cartola y Dona Zica.

De sambista a policía

En el año 61 pasó a formar parte de la policía donde se convirtió en un policía truculento cuyas actitudes comenzaron a causar resentimientos entre sus conocidos.

Varias veces interrumpió rodas de samba alegando alteración del orden público para sorpresa de sus compañeros.

Cuentan que una vez llega a detener incluso a su propio hermano Valdir y que obligó a cuadrarse a un desconocido Paulinho da Viola, mientras éste jugaba tranquilo a billar en un bar. Probablemente nunca imaginó que comenzaba a forjarse la tragedia que cambiaría radicalmente su vida.

Y llega la tragedia

Se cuenta que abofeteó a una prostituta y ésta le echó una maldición.

A la noche siguiente, al salir del coche en medio de un tiroteo, una bala le alcanzó la espina dorsal dejándole en una silla de ruedas.

A partir de ese momento, su vida y su obra se transformaron.

En sus sambas se aprecia el doloroso y sereno diálogo con su minusvalía y con una muerte presentida: “Pintura sem arte”, “Peso dos anos”, “Anjo moreno” y “Eterna paz”, son sólo algunos ejemplos.

Se recluyó en casa y no recibía prácticamente a nadie. Fue un trabajo muy grande para sus amigos como Martinho da Vila y Bibi Ferreira traerlo de nuevo a la “vida”.

Candeia renace

Una noche con el Teatro Opinião lleno de amigos e invitados, Candeia entró cantando una nueva samba con su silla de ruedas y su guitarra, “De qualquer maneira”. Pocos consiguen contener las lágrimas.

“Sentando em trono de rei,
ou aqui nesta cadeira.
Eu já disse, já falei,
que eu canto de qualquer maneira.
Quem é bamba não bambeia.
Digo com convicção,
enquanto houver sangue nas veias,
empunharei meu violão.
De qualquer maneira meu amor eu canto.
De qualquer maneira, meu encanto.
Eu vou cantar.”

Nace el líder

La samba volvió a sonar en los pagodes del patio de la casa de Candeia mientras él comandaba las roda desde su trono de rey, la silla de ruedas que nunca más le abandonó.

En el corto reinado que le quedaba, dueño de una personalidad fuerte, Candeia fue un líder carismático y cercano a las penas y aspiraciones de su pueblo.

Fiel a su vocación de sambista, cantó su lucha en músicas como “Dia de graça” y “Minha gente do morro”. Coherente con sus ideas, en diciembre del 75 funda la “Escuela de samba Quilombo”.

El documento que recogía los objetivos de la nueva escuela decía: “Escola de Samba é povo na sua manifestação mais autêntica! Quando o samba se submete a influências externas, a escola de samba deixa de representar a cultura de nosso povo”. (¡La escuela de samba es el pueblo en su manifestación más auténtica! Cuando la samba se somete a influencias externas, la escuela de samba deja de representar la cultura de nuestro pueblo.)

En el mismo año 75, Candeia compone su impresionante “Testamento de partideiro” donde dice: “Quem rezar por mim que o faça sambando” (Quien rece por mí, que lo haga sambando).

En el año 78 cuando muere, graba “Axé,” uno de los discos más importantes en la historia de la samba. También escribe “Escola de samba, árvore que perdeu a raiz” conjuntamente con Isnard.

error: Content is protected !!