Samba Barcelona | Orixá Iansã
1108
post-template-default,single,single-post,postid-1108,single-format-standard,unselectable,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Orixá Iansã

Iansã guerrera

IANSÃ, TAMBIÉN CONOCIDA COMO OYÁ, ES LA DUEÑA DE LAS TEMPESTADES.

Dentro del candomblé su figura se sincretiza con la Virgen de la Candelaria y con Santa Bárbara en Umbanda.

¿Quién es Iansã?

Oyá significa “rayo” y al igual que un rayo corta el cielo, el río Níger atraviesa el continente africano rasgándolo por la mitad. Después de unirse a Xangó, Oyá recibe el título de Iansã. Iansã hace alusión al atardecer y se traduce como madre del cielo rosado o de la noche.

Está relacionada con Ikú, la divinidad de la muerte. Propicia tempestades, vientos huracanados y rayos. Es una Orixá guerrera que simboliza el carácter violento e impetuoso. Vive en la puerta de los cementerios y allí, guía e indica a los muertos el camino a ser recorrido.

Detesta la mentira y es diferente a los demás Orixás femeninos por su fuerte temperamento justiciero, su fortaleza y su absoluta necesidad de libertad. Oyá es una divinidad libre, fuerte y muy ingenua, dado que su autenticidad le impide especular o intrigar.

¿Cómo son los hijos de Iansã?

Los hijos de Iansã ven la vida como una gran aventura. Para ellos, placer significa correr riesgos y enfrentar desafíos. Eligen sus caminos más por pasión que por reflexión. No se quedan en casa, pasan a la acción y logran lo que quieren.

Son lanzados, extrovertidos y directos, nunca ocultan sus sentimientos. Se entregan a pasiones repentinas, las olvidan, y pasan a la siguiente como si la anterior nunca hubiera existido. Son extremadamente leales a la persona que aman pero sólo mientras aman.

Consiguen relaciones largas cuando son capaces de controlar sus impulsos, pudiendo entonces vivir el resto de la vida con la misma persona.

Audaces, celosos, vanidosos, altruístas e inteligentes, su conversación es alegre y animada. Se comunican con facilidad y hablan en voz alta.

Optimistas, resueltos, independientes y cariñosos, toman decisiones rápidas y tienen una gran imaginación. Poseen un fuerte instinto para la magia y una sorprendente capacidad de adaptación.

Impulsivos y pasionales

Trabajadores, se dedican por entero a lo que les gusta. Su gran fuerza y energía se percibe en el trabajo. Lo hacen todo con gran dedicación y siempre con el objetivo de lograr una mejor posición, de preferencia con control.

Sus formas impulsivas les hacen perder buenas oportunidades, pero no tiene miedo ni del mañana, ni de las consecuencias, y al final acaban consiguiendo que el universo trabaje a su favor.

Por lo general tienen un carácter indomable, directo y exagerado con todo lo que consideran importante. Competitivos, difíciles de manejar e intensos en sus pasiones. Tienden a ser autoritarios y posesivos.

Pueden ser explosivos como una tormenta o tranquilos como una brisa. Su temperamento cambiará de repente sin que nadie esté preparado para ello.

Meterse con alguien a quien aman, les hace perder el control. Equivale a comprar una lucha a muerte, pues en la defensa de los suyos no tienen medida, agredirán a quién sea y como sea. Protegerán y defenderán con determinación y eficiencia a quienes aman.

Los hijos de Oyá son generosos, libres y seguros de sí mismos. Conocen el valor de una amistad verdadera y son amantes de la lealtad. Pero cuidado, son astutos y no toleran una traición. Son guerreros que cuando se les provoca transforman todo en vendaval.

iansa-oya

La exuberante personalidad de Oyá

Oyá es una gran Orixá dulce y temible a la vez, la cual está presente en los suaves vientos pero también en los vientos huracanados, tempestades y rayos.

Representa la intensidad de los sentimientos lúgubres y el mundo de los muertos. Es la gran guerrera que acompaña a su amado Xangó en todas las batallas. Sabe que va a luchar y defender lo que es suyo. Ella sabe cómo ganar, tiene fervor por la guerra, ya sea en la vida o en el arte del amor.

Es un Orixá fuerte, firme y tenaz, que no repara en sacrificios y es capaz de trabajar en faenas “masculinas” si así lo requieren las circunstancias. Eso sí, siempre poniendo su sensual toque de feminidad.

Feliz e indomable, es sumamente fiel porque no concibe la fidelidad a alguien en particular, sino a sus propias convicciones. Hecho que la hace responsable en alianzas, uniones y sociedades. Sus pasiones son arrebatadoras y sus amores absolutos y fuertes.

Oyá no puede disimular sus estados de ánimo, en su felicidad irradia alegría por doquier y en su cólera es capaz de destruir con dureza a cualquier adversario.

  • Símbolo: rayo, tempestades y vientos
  • Elemento: fuego y aire en movimiento
  • Número: 9
  • Día de la semana: miércoles
  • Colores: rojo, coral y marrón
  • Saludo: eparrey!
  • Comida: acarajé
  • Conmemoración: 4 de diciembre (umbanda) / 2 de febrero (candomblé)
  • Peticiones: coraje y fuerza en las luchas internas


error: Content is protected !!