DANZA AFRO BRASILEÑA

El misticismo de Africa y la riqueza de Brasil.

La danza afro brasileña tiene su origen en los fundamentos de la religión Yoruba.

Origen de la danza afro brasileña

Las creencias religiosas traídas desde África ayudaron a la población negra a mantener vivas las raíces que habían dado sentido al mundo que los rodeaba.

Sus divinidades, los Orixás, se manifiestan en las ceremonias de candomblé representando diferentes fuerzas de la naturaleza. La energía del guerrero Ogun, la delicada energía de Oxum, la tormenta y la fuerza del viento de lansã, los pasos del viejo Oxalá

Determinados toques de percusión y danzas invitan a descender a los Orixás y “cabalgar” a los devotos.

Cuando los devotos caen en trance se transforman en el “caballo” del Orixá, son vestidos con los atributos de la divinidad y danzan en un estado alterado de consciencia.

Bailando la vida

Podría decirse que toda la cultura africana es danzada. No existe ningún acto importante que no posea en el mundo negro africano, su propia danza.

El ritmo está en los movimientos cósmicos, la respiración, los intervalos de nuestro pulso, la circulación…

En la naturaleza todo es ritmo: terremotos, mareas, eclipses, fases lunares, estaciones… La danza africana lo pone de relieve y enfatiza.

La danza afro brasileña se caracteriza por la fuerza y sus marcados movimientos, y por la agilidad y sensualidad con la que se ejecutan. Algo innato al pueblo africano.

Mamá Africa

La característica fundamental y definitiva de la cultura negra africana es el ritmo, un ritmo que se funde con la danza y tiene un sentido profundo. Un ritmo que no se resume en un puro juego esteticista, sino que nace de las raíces de la vida.

Es por ello, que la danza africana es una de las danzas más enigmáticas y fascinantes del mundo. La música va ligada a cualquier acto social de dimensión religiosa e incluso se considera como un instrumento de comunicación con lo sobrenatural.

La música africana llena de matices, junto con la forma de moverse de los bailarines, conduce a un claro estado de éxtasis y alegría.

error: Content is protected !!